Chica ducha a una mujer y se la come

Esta tía tiene algunos problemas para poder llegar a fin de mes, por lo que ha aceptado un trabajo en el que tiene que cuidar a una madura que no puede valerse por si misma. Le tiene que hacer la comida, arreglar la casa, además de ducharla cada cierto tiempo. En esta ocasión, cuando estaban en la ducha, le ha ido restregando la esponja por el coño para hacer que se corra. Y es que si la tía está contenta le paga mucho más.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*