Compañeras de piso se comen el coño

Estas dos mujeres empezaron a vivir juntas sin saber que se iban a atraer tanto. Aunque en un primer momento lucharon por evitarlo, al final han dado rienda suelta a su imaginación, incluso en medio del salón. Lo que han hecho ha sido chuparse el coño durante un buen rato; una de ellas se ha abierto de piernas en el sofá mientras que la otra se la comía. Después se han cambiado las tornas para que las dos se corrieran.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*