Sexo con su compañera de piso para pagar el aquiler

Estas dos mujeres están compartiendo piso y gastos. Una de ellas se ha retrasado con el alquiler y la otra ha tenido que pagarlo de su propio bolsillo. A cambio quiere algo: ha hablado con ella seriamente en la cocina y le ha pedido una buena sesión de sexo a lo que la otra no se ha podido negar. Le ha tenido comer allí el coño durante un buen rato, y luego se la ha tenido que follar como nunca antes lo ha hecho.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*