Compañeras de piso se terminan comiendo el coño

Estas dos chicas llevan mucho tiempo viviendo juntas con el objetivo de compartir los gastos del alquiler; desde el primer momento quedaron atraídas la una por la otra, pero nunca lo reconocieron. Ha llegado el punto en el que no han podido más y, por estar razón, han terminado teniendo todo tipo de relaciones sexuales. Lo primero que han hecho ha sido meterse la lengua por el coño y después los dedos. Lo han hecho tan bien que han llegado al orgasmo en un tiempo récord.

Deja un comentario.