Vieja le come el coño a su cuidadora

Esta vieja no ha tenido sexo desde que se le murió el marido, por lo que no podría estar más caliente. Siempre que la cuidadora le toca, se pone a tope, hasta que ha llegado un momento en el que no ha podido más. Sin que la otra se diera cuenta, la ha tumbado y le ha estado metiendo la lengua por el coño. Después se han cambiado las tornas. La idea es que los dos han llegado al orgasmo al mismo tiempo.

Deja un comentario.